Periodismo 2.0 y su convergencia con Twitter.

Twitter es una red social digital y un proveedor de noticias digitales, que informa sobre las noticias globales de última hora y las pasadas de manera cronológica, es un medio en donde los comunicadores de la información o dichos de otra manera periodistas, deben actualizarse con el conocimiento tecnológico para formar parte de la convergencia y ser parte de una redacción e información inmediata.

El poseer una cuenta en Twitter, le permite al usuario estar en constante aprendizaje, conocimiento, e informado de noticias de distintas páginas, pues el twitter si se lo emplea de una manera diaria en páginas de actualidad, de educación, de medios de comunicación, puede encontrar herramientas didácticas y recreativas, tanto de entretenimiento como pedagógicas para su aprendizaje.

Twitter no es periodismo, es una plataforma, una herramienta, informativa, que brinda la posibilidad de, que cualquier persona, transmita en la web lo que desee. Pues periodismo es confrontar, equilibrar, contrastar y valorar la información. Ser usuario de Twitter significa marcar una tendencia de opinión, por ello es necesario recibir y compartir las publicaciones. El informar y estar informados, esto ayuda a establecer una importancia de usuario en toda la red de Twitter. Es importante retuitear la información que tengamos, pero con aportes a los datos recibidos. Es necesaria la preparación de periodistas especializados en medios digitales o en multimedios, para crear contenidos exitosos, que enganchen a lectores afines y no afines, que se interesen por el acontecer social.

Twitter contiene noticias desarrolladas por periodistas y usuarios de la red, lo que hace que cualquier persona escriba una nota, es necesario contrastar los contenidos, aportar con datos, estadísticas, declaraciones, los mismos que darán prestigio a su cuenta de Twitter y serán empleadas como fuentes periodísticas posteriormente, por sus publicaciones, más concretas, precisas, objetivas, y verdaderas.

No todos pueden hacer periodismo. Para hacer periodismo se necesita periodistas, verificadores, valoradores de datos importantes para la comunidad. Todo mundo puede llamarse periodista en twitter, por escribir algo interesante, pero no tienen ese añadido que le da la profesión periodística. El profesional es el que verdaderamente hace periodismo. Es necesario ejercer contenidos con responsabilidad, ética profesional, narración periodística, que solo una carrera y estudio lo otorga. El ciudadano que publica en Twitter es un complemento, un insumo que aporta con datos e información a la labor periodística. Es decir, es una base con la que el periodista realiza una investigación profesional. 140 caracteres es un enganche para ingresar a la información profesional.

La sociedad está adaptándose y necesita estar al día con los cambios y transformaciones que está teniendo la información digital. El empleo frecuente del Twitter es indispensable para que un futuro periodista, un estudiante de periodismo, inicie su publicación profesional, le permite al aprendiz hacerse conocer, pues estos serían sus primeros pasos antes de ser profesional, ganaría más seguidores, los mismos que serían parte de un posterior contenido profesional. En la actualidad se prefiere lo digital, pues este es gratis, no se gasta dinero, no se vota el periódico, no se contamina el ambiente. Pero es preciso señalar que no hay nada como tener el periódico, abrirlo y tener esa experiencia única de observar y leer una investigación impresa. Los formatos periodísticos están cambiando, gracias a toda la presencia digital en internet. Se está formando híbridos que contienen crónicas, entrevistas, audios, reportajes. Es decir, a mayor tecnología mayor el progreso periodístico e informativo.

Los periódicos tradicionales no desaparecerán por completo, pero día con día se irá perdiendo audiencia, pero esto no sucederá si los periodistas tradicionales aportasen creatividad ya que este es el principal limitante que tiene un medio tradicional. Está en nosotros realizar una mezcla de conocimientos, tanto lo digital con lo tradicional en el periodismo, para publicar cosas transformadoras, dinámicas, recreativas, convirtiendo a lo digital en un enganche para luego comprar el artículo impreso en el periódico.

Efectuando estos cambios podremos ganar mejor audiencia y no perderla tan fácilmente. El periodismo está cambiando, pero en efecto sigue siendo lo mismo, es contar un hecho que le interese a alguien a una comunidad, sin importar el medio por donde se comunique. El buen periodismo que cumple con las normas éticas y responsabilidad no tiene por qué desparecer. El periodismo 2.0 no puede sustituir la profesión periodística tradicional. El profesionalismo de un periodista es primordial para comunicar. Es decir que el periodismo en sus bases teóricas sigue siendo el mismo, las funciones y responsabilidades del periodista no han cambiado, pero se enfrenta al surgimiento de un nuevo medio con una plataforma que permite la convergencia de los instrumentos periodísticos para informar.

Un bloguero no va a desplazar al periodista en el periodismo digital, porque no tiene esa formación de qué cosa es importante para la sociedad, solo tienen conocimientos informáticos y no les interesa la sociedad. Únicamente serán fuentes de información que hay que canalizarlas para desarrollar una noticia complementada desde las dos fuentes para la sociedad. El periodista digital entrega información para beneficio de la comunidad, mientras que el periodista ciudadano busca un beneficio personal.

En la era de la información más cambios se avecinan y surgen un reto para los periodistas y comunicadores de la información. Los periodistas debemos prepararnos acorde a la vanguardia, conectarnos con los avances tecnológicos que pueden beneficiar a la publicación de un producto final de calidad, pues el usuario de lo digital se maravilla del poder que le brinda el internet, pero nosotros los periodistas tenemos el reto de crear cuentas para los usuarios de redes sociales que les permita tener una acceso no solo por informarse sino también para comunicarse de manera profesional, impulsando así contenidos ilustrativos que les permita auto educarse con cosas, datos, información audios, videos elaborados por profesionales que desean originar cambios en pro de la sociedad.

La diferencia entre un periodista tradicional de uno digital únicamente es la plataforma, el medio por el cual se comunique, pues la responsabilidad, ética profesional nunca cambiara por mas transformador y cambiante esté el mundo social.

Tomado de parte de las conclusiones de:

Chávez Peralvo, María Belén (2014. Comunicación y redes sociales: Twitter como periodismo 2.0. Trabajo de grado previo a la obtención del Título de Comunicadora Social. Carrera de Comunicación Social. Quito: UCE. 82 p.

Vía: REPOSITORIO DIGITAL UCE

 

 

Facebook y su gestión estratégica para una organización

Facebook es la red social de mayor uso a nivel mundial con más de 1.000 millones de usuarios registrados en la actualidad, convirtiéndose en un gran espacio de interacción que también puede ser aprovechado por las organizaciones sociales para dar a conocer sus actividades y proyectos, y reclutar seguidores y voluntarios. Para utilizar Facebook de manera estratégica una organización social debe considerar lo siguiente:

Crear una página en Facebook: Es importante comenzar indicando que la forma adecuada en que una organización social puede participar en Facebook es mediante la creación de una página. A diferencia de un perfil personal, una página permite mayor flexibilidad a una organización ya que permite hacer seguimiento sobre las publicaciones que esta realiza y brinda una retroalimentación a través de métricas como cantidad, procedencia y demografía de usuarios que interactúan con la página, impacto de las publicaciones realizadas, entre otras variables.

Contar una historia: Las publicaciones que se realicen en la página de Facebook de una organización social deben responder a historias que se narren con el fin de comunicar actividades puntuales que inviten a involucrar en estas a los usuarios de esta red.

Compartir contenido interesante: La clave para ganar seguidores y fomentar la interacción con estos es compartir en la página de la organización contenido interesante, fresco y de utilidad. No solo publicar mensajes de auto referencia a la organización, sino también mensajes, artículos y contenido que se relacione con la causa que se persigue o proyecto que se desarrolle.

Fomentar el diálogo: Las comunicaciones en las redes sociales no fluyen en una sola dirección, sino en dos a manera de diálogos entre quienes administran una página y los usuarios que leen las publicaciones que se realizan. Mientras mayor apertura y fomento al diálogo se realice en la página, mejores resultados se obtienen.

Amplificar el impacto: Tener en cuenta el efecto multiplicador de los contactos en las redes sociales para invitar a estos a compartir a su vez contenidos que se publiquen en la página de la organización.

Medir y mejorar: Aprovechar las métricas que brindan las páginas en Facebook para entender a la audiencia que se tiene y mejorar el impacto de las publicaciones que se realice.

Estas son unas pautas para que las organizaciones sociales exploren Facebook de manera estratégica y utilicen esta red social como una herramienta de comunicación e interacción con sus seguidores, voluntarios y donantes.
Fuente: Fundapi

Vía: guiaosc.org

LinkedIn como herramienta de comunicación corporativa

LinkedIn, una de las redes sociales más antiguas, lanzada en mayo de 2003, se ha convertido en la red social profesional por excelencia. En esta plataforma, cada día, millones de usuarios buscan nuevas oportunidades laborales a través de la creación de su “marca personal”.
Sin embargo, el uso que hacen de ella la mayoría de las empresas en España, se limita a tener un simple perfil que presente a la compañía, servicios y productos y a la publicación de sus procesos de selección, sin aprovechar los beneficios que brinda esta herramienta, para crear una sólida reputación online y potenciar su imagen de marca.

Antes de crear un perfil en LinkedIn, debemos de tener muy presentes los siguientes aspectos:

  • Establecer objetivos cuantitativos: debemos definir qué queremos conseguir y entre qué públicos. Así habrá que determinar a qué audiencia queremos llegar, cuál debe ser el posicionamiento y el tono con el que queremos acercarnos a nuestro público. En algunos casos la empresa puede querer primordialmente incrementar la notoriedad e imagen de experto entre empresas y potenciales clientes; mientras que en otros quiere atraer talento o en otros generar una red de relaciones con líderes de opinión y posibles partners. Desde luego, el principal objetivo que tenemos que alcanzar es el de generar engagement con la comunidad y ampliar la red de contactos.
  • Plan de contenidos: Una vez tenemos claras las bases, ya podemos diseñar nuestro plan de contenidos de la marca en LinkedIn. Al igual que Facebook o Twitter, en LinkedIn el contenido es el rey si queremos afianzarnos en el Top of Mind de nuestra audiencia.

Para ello fijaremos un calendario que contemple la previsión de temas propios y ajenos.  Los primeros, son los ya agendados en la compañía que nos posicionarán como expertos en el sector. Pero no solo podemos hablar de nosotros y de nuestros hitos corporativos, sino que el contenido que generemos y compartamos, debe ser de actualidad y relevante.

Además, el networking tiene un papel fundamental y trataremos de aportar valor a debates candentes y participar de forma activa en los grupos y comunidades a las que pertenecemos.

Asimismo, debemos huir de los mensajes comerciales, ya que no queremos vender nada a nadie. Una manera de resultar más atractivos en  nuestra comunidad, es poniéndonos en el lugar de nuestra audiencia, utilizando su lenguaje y ofreciéndoles la información que demanda, adaptada a sus necesidades.
Recordemos el poder que poseen las imágenes en estas plataformas. Así que, siempre que podamos, deberemos acompañar la información con alguna fotografía, creatividad o vídeo.

  • Monitorización de la actividad: para conocer de una manera fundamentada si las acciones que se están llevando a cabo son las correctas a la hora de alcanzar los objetivos establecidos en el primer punto. La monitorización de resultados nos permitirá extraer conclusiones contrastadas para verificar si la estrategia establecida es la más óptima o debemos redirigirla.

No hay que olvidar que, para mejorar la reputación corporativa en LinkedIn, además de los contenidos que se publiquen en el perfil corporativo para el público objetivo, la propia compañía debe animar a sus empleados a mantener un perfil profesional actualizado, en línea con la marca y fomentar su participación en grupos profesionales de debate para que ofrezcan su opinión y visión en los temas propuestos.

Vía: Henar López’s blog // www.cohnwolfe.com

LinkedIn feedback de calidad.

¿Quieres conectar con los influenciadores en tu sector y clientes potenciales? Hacer networking de calidad es muy importante para tu empresa.  es una herramienta perfecta para ello, siempre y cuando lo hagas bien. Por supuesto antes de comenzar, es importante estar familiarizado con LinkedIn, repasar tu perfil y asegurarte de que tienes un perfil profesional correcto, por supuesto con foto.

Infografia exprimir Linkedin

Parto de la idea de que perteneces a grupos interesantes dentro de tu sector y que tienes idea de cómo funcionan. En caso negativo hazte miembro de algunos de los muchos grupos que existen y observa las interacciones que tienen lugar, participando en ellas cuando puedas.

Créate una lista en la que vas a anotar, desde este momento, los progresos en tus conexiones con otros usuarios. Refleja en ella tus conexiones actuales, las nuevas que vas haciendo, grupos influyentes, dónde están tus clientes, los temas más populares en los grupos, miembros del grupo y participantes más activos.

Encuentra a los influenciadores de tu sector en LinkedIn. Antes de publicar o presentar contenidos a tu público objetivo, infórmate bien sobre sus intereses. Hasta ese momento no debes crear anuncios o mensajes que vayan dirigidos directamente a ellos.

Revisa tus contactos personales y clientes y después ubícalos en LinkedIn. Únete a los grupos más relevantes. Debes saber dónde se encuentran aquellas personas influyentes en tu sector y también qué tipo de temas son interesantes para ellos. Por otro lado, hazte una lista de empresas interesantes para ti y de personas con las que quieres establecer un vínculo.Después en LinkedIn haz la búsqueda de esas empresas y personas activas en tu sector. En la parte inferior encontrarás la lista de grupos a los que pertenecen. Visita estos grupos y hazte miembro de aquellos que te parezcan más relevantes.

Cuando quieras conectar con otras personas, no les envíes invitaciones estándar o simples como: “Hola, compartimos el mismo grupo y me gustaría añadirte a mi red de contactos’… Crea mensajes independientes para cada uno de ellos y explica muy resumida la razón por la que quieres conectar.

Crea tu calendario editorial. Cuando visitas un grupo puedes ordenar las conversaciones por populares o por más recientes para ver las preguntas que se tratan y el contenido más relevante para los miembros (y por supuesto quién responde más a menudo). Apunta en tu lista los temas más populares y los nombres de los miembros más activos. Utiliza esta información para desarrollar un calendario editorial. Cuando creas tu calendario, recuerda que el contenido genérico no te va a generar la expectación que tú necesitas. Por el contrario, haz preguntas que despierten la intriga y comparte información práctica y que haga pensar. Por ejemplo si en uno de tus grupos relevantes ves que el tema principal suele ser herramientas prácticas de social media, y compartes tutoriales detallados para sacar el mayor provecho de esas herramientas, conseguirás un valor añadido puesto que además crear engagement en este grupo relevante vas a crear también tráfico interesante a tu página web o blog.

Publica el tipo adecuado de contenido. Tu contenido debe responder a las cuestiones que se discuten en el grupo y debes ofrecer ayuda o más información desinteresada, es decir sin que se trate de un mensaje de ventas disfrazado. Si publicas y compartes posts a menudo, mantén tanto tu contenido compartido como tus preguntas relevantes para cada discusión de grupo para evitar parecer spam. Cuando los visitantes pasen a visitar el post en tu blog o web, básate en las tácticas de conversión de tu estrategia para capturar nuevos leads. Asegúrate de que tienes configuradas las noticaciones, pues cada vez que haya un comentario en LinkedIn te llegará a tu mail. No pierdas ninguna oportunidad para responder. En LinkedIn no funcionan las ventas (puras y duras con emailings enormes etc). Los comentarios, me gustas y respuestas directas a tus contenidos no te dan permiso para esto. En su lugar, continúa las conversaciones y considera cuidadosamente el contenido que compartes y la forma en la que lo presentas.

No olvides nunca que el networking es muy importante para tu empresa y que LinkedIn es una herramienta muy buena para hacerlo de una forma exitosa.

¿Cómo haces tú las conexiones en LinkedIn? ¿Sacas partido de ellas? ¡Gracias por compartir!.

Vía: Apasionada de las Redes Sociales

“Spotlight”: Mark Ruffalo y su profundo amor por el periodismo

Mark Ruffalo, el actor que interpreta al periodista Mike Rezendes, miembro del equipo del The Boston Globle que ganó el Pulitzer por denunciar los abusos sexuales del clero, sostuvo que “Spotlight”, la película ganadora del Oscar, le hizo sentir un amor más profundo por el periodismo.

El actor dijo que es “un oficio que siempre he admirado y que veo como algo muy importante para nuestra sociedad, como una forma de protegernos frente a la tiranía. Es realmente nuestro último recurso, porque sin el periodismo estamos sujetos a toda clase de abusos”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sobre su encuentro con Mike Rezendes, Mark Ruffalo dijo que cuando lo conoció  “aprendí que es un hombre que respeta el periodismo como una institución que puede salvar al mundo. Él tiene un sentido muy alto de la justicia social. Fui a su casa y parece que vive como un monje: todo está perfectamente alineado, solamente tiene libros, no hay muebles y la cocina está intacta. Es todo un personaje”.

Días atrás, Rezendes, reportero de The Boston Globe, indicó que “el periodismo investigativo permite que los poderosos respondan por lo que hacen”.

Vía: Clases de Periodismo

Recursos multimedia para tus proyectos.

En muchas ocasiones tienes varias ideas para tus proyectos multimedia pero no sabes cómo plasmarlos o de donde obtener ciertos elementos. Lo primero que se te viene es la web, pero no es muy profesional solo trabajar con elementos de este medio. Para solucionarte este problema existen bancos de recursos con material libre que puede ser utilizado.

Te recomendamos 5 galerías que puedes revisar si necesitas encontrar y descargar de forma gratuita iconos, imágenes, música, fuentes o GIF.

  1. FUENTES

La tipografía es un elemento importante para el atractivo de una plataforma web. Con Typ.io podrás acceder a un catálogo de miles de fuentes de diferentes diseños en 14 librerías diferentes.

Uno puede buscar tipos de letra por etiquetas, visitar el contenido lo más popular y recibir recomendaciones.

Además, el usuario también puede identificar cuáles son los tipos de letra que se emplean en sitios web o blogs exitosos para inspirarse.

Accede a esta herramienta haciendo clic aquí.

Otro recurso que puedes utilizar es Dafont.com donde puedes mirar diferentes tipografías, buscar las que desees e instalarlas en tu panel de control,, en la sección de fuentes. Solo tienes que cortar y pegar el archivo de este tipo que descargas y puedes utilizarlo en el paquete de Adobe y ciertas tipografías si se abren en Office.

  1. ÍCONOS

The Noun Project es una plataforma que reúne varios archivos de clipart, atractivos y dinámicos, de diversas temáticas, ideales para crear imágenes propias.

El usuario solo necesita buscar el ícono que necesita insertando en el buscador un sinónimo en inglés.

Por ejemplo, si uno coloca la palabra “journalism” (periodismo en inglés), automáticamente la plataforma proveerá de signos como periódicos, cámaras fotográficas, periodistas, etc.

Para ingresar al catálogo de íconos ingresa a este enlace.

  1. FOTOGRAFÍAS

Los bancos de imágenes gratuitas son muy útiles para compartir gráficos profesionales en tus proyectos periodísticos, exposiciones o artículos.

Clases de Periodismo elaboró un listado con 30 páginas web que ofrecen fotografías, colecciones de imágenes y buscadores de gráficos.

Para ingresar al post ingresa al siguiente enlace.

  1. GIF

GIPHY es una herramienta con la cual se puede acceder a diferentes animaciones para compartir o insertar en una página web.

Uno solo tiene que suscribirse para poder descargar los GIF, utilizando el correo electrónico o trabajando directamente en la nube con Dropbox.

También se puede sincronizar el servicio con Tumblr y Twitter para publicar el material seleccionado.

Además, en GIPHY el usuario puede programar para recibir notificaciones cada vez que se publiquen nuevos GIF relacionados con temas que sean de interés.

Ingresa al servicio aquí.

  1. MÚSICA

Es posible que para obtener la banda sonora de nuestro próximo proyecto se tenga que pagar alguna suma de dinero al compositor o al artista que la realizó.

Existen opciones en línea para quienes no cuentan con un gran presupuesto.

Revisa estos cuatro bancos de música gratuita para proyectos digitales, que no violan los derechos de autor de nadie, y que harán que tu producción no tenga problemas económicos.

Vía: Clases de Periodismo

Instagram en tu estrategia de marketing digital

Instagram ya no es, definitivamente, una red secundaria a considerar dentro de nuestra estrategia de Social Media. Ha crecido tanto y con la integración de video, los anunciantes conocedores, ya no sólo piden una fanpage de Facebook, también quieren tener su perfil en Instagram para realizar acciones de marketing digital.

Sin duda, Instagram es una red social que puede ayudar mucho a las grandes empresas y, sobre todo, es un buen medio y una excelente opción para las PYMES si se maneja correctamente y por profesionales de Social Media. Actualmente, son ya algunas las empresas que han tomado la iniciativa de incluirla en sus estrategias.

Instagram es una herramienta “nueva” y tiene un público muy específico que son en gran mayoría los usuarios de smartphones a los que les gustan las fotos y quieren estar a la moda así como seguir tendencias. Evalúa si tus consumidores son parte de este grupo y comienza a idear estrategias para involucrar a esta audiencia y crear relaciones con ellos.

No olvidemos que es un canal para la interacción con el consumidor/usuario, una herramienta que genera participación, por lo que, hay que explotar la interactividad al máximo y de diferentes formas y, esencialmente, buscar conceptos/acciones creativos para generar ese engagement que tanto buscamos entre consumidor y marca. Claro, también tenemos que estar dispuestos y preparados para ver y escuchar lo que el consumidor está hablando de nosotros, de la marca, con opiniones positivas o negativas.

La mayoría de las imágenes se dividen en dos categorías: las bonitas y las de humor. En general, una imagen con un tono humorístico no tiene que ser necesariamente bonita, pero ambas categorías buscan un mismo fin: llamar la atención. Recuerda que la generalidad de los usuarios no suben cualquier foto, regularmente eligen la que representa lo que quiere transmitir (amistad, amor, tristeza, logros, desencuentros, etc.). Con las marcas no puede ser diferente; cada imagen que se suba, tiene que estar perfectamente planeada.

Al igual que todas las otras redes, hay que tener clara la estrategia que queremos seguir. Te puedes apoyar haciendo concursos, invitar a los seguidores a crear y compartir fotos, dar a conocer nuevos productos o servicios, usar hashtags para el posicionamiento SEO, etc. Lo que es un error y que muchos cometen, es publicar contenido que no es relevante o simplemente replicar el de Facebook o Twitter.

El contenido visual atrae las emociones de una manera que el texto no puede. Recuerda el proverbio chino de “Una imagen vale más que mil palabras”. Aprovecha la simplicidad de Instagram para dar poder a tus propias imágenes.

Entonces, si eres de aquellos que quieren considerar de ya a Instagram con una marca/producto/servicio, te recomiendo que antes de crear la cuenta o publicar una foto te respondas las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es lo que tu producto/marca/servicio quiere mostrar gráficamente?
  • ¿Qué es lo que mi consumidor quiere ver?
  • ¿Qué tengo que hacer para generar engagement por medio de mis fotos?
  • ¿Qué motivará a mis seguidores a hablar de mi marca en Instagram?

Estar en Instagram, la red social de fotografía de moda será siempre una buena opción para nuestras estrategias de marketing online si sabemos qué queremos conseguir y la forma en que queremos estar presentes.

Vía: Merca 2.0

¡Crisis en Social Media! Una serie de pasos para reaccionar.

Las herramientas y canales online son un arma de doble filo. Por un lado, nos dan una serie de ventajas cualitativas y cuantitativas respecto a nuestros competidores, y nos dan un nombre y una reputación. Asimismo, a día de hoy, si no estás online (Blog y Redes Sociales) no existes. Y no hay más que discutir.

Las quejas que antes se hacían en persona ahora quedan reflejadas en una publicación de Facebook, un mal comentario en un artículo de nuestro blog, una campaña-boicot online hacia nuestra empresa, una mala puntuación en Tripadvisor o incluso un artículo negativo en un periódico digital. El poder del mundo online es potencialmente muy extenso, y para nuestra desgracia, las malas noticias se comparten rápidamente entre los usuarios.

Esto puede significar nuestro fracaso total si no sabemos gestionarlo apropiadamente. Es por ello que vamos a necesitar un plan de crisis en Social Media.

Lo primero que hay que hacer: pre-crisis

Como expertos o responsables de comunicación de nuestra empresa, debemos tener un control absoluto de nuestros canales digitales, puesto que es ahí donde las crisis suelen originarse y es a través de los Social Media la manera en que nos comunicamos con nuestros clientes, proveedores y usuarios. Hemos de tener clara la plataforma (o las plataformas) a través de las cuáles vamos a hablar de cosas relacionadas con una posible crisis.

A partir de ahí hemos de tener bien claro ciertos aspectos a priori, antes de que nada ocurra:

Nombre, cargo y contacto de las personas que forman parte de nuestro equipo de crisis.

Portavoz de la empresa.

Consejeros de confianza.

Todos los agentes a los que les afecta una crisis así como las decisiones de la empresa: clientes, proveedores, accionistas e inversores, socios, ONG’s, el propio staff, etc.

Establecimiento de un plan de crisis

La importancia de establecer un plan de crisis para cuando algo ocurra es esencial ya que así no nos por sorpresa y podamos reaccionar a tiempo. En concreto, una crisis online tiene una exposición pública potencialmente mucho más extensa y con un ámbito de propagación muy elevado, prácticamente imparable y sobre todo viral. Sus efectos pueden ser devastadores, así que presta atención a este plan de crisis que hoy te propongo.

Descubrir qué ha pasado y determinar su relevancia: ¿estamos ante una crisis?

En ocasiones vamos a recibir quejas y malos comentarios a través de las redes sociales: nunca llueve a gusto de todos. Además, hay cosas que afectan a nuestros clientes y que no siempre están en nuestras manos,

Ante todo hemos de saber primero si estamos ante una crisis o no, y para ello tan solo necesitamos un sí a cualquiera de estas cuatro afirmaciones:

  • Nuestros competidores/detractores han originado todo el conflicto.
  • Todo el mundo habla de ello en las redes sociales (hay una larga conversación online sobre el tema).
  • Se ha propagado a gran escala.
  • Alguna persona influyente (blogger, periodista, escritor/a…) ha mencionado el tema.

Para tenerlo aún más claro, las tres principales características que podemos detectar en una crisis de Social Media son:

  • Los clientes tienen más información que tú. Es decir, empiezas a ver fotos en Twitter sobre algo de tu compañía, tu personal o tus productos y no sabes el motivo.
  • Las críticas salen de “lo normal”. Por ejemplo, las grandes marcas de ropa siempre están criticadas por sus malas prácticas laborales en el sudeste asiático, pero esto no supone una crisis para ellas. En el momento en el que las críticas van por otro camino, puede ser el origen de una crisis.
  • Hay un posible impacto material en el conjunto de la empresa.

Reclutamiento de nuestro equipo de crisis y acudir a los consejeros de confianza

Una vez ya hayamos determinado que estamos ante una crisis de Social Media hemos de reclutar y poner en alerta a nuestro equipo de crisis, previamente establecido. Al mismo tiempo, hemos de considerar distintos niveles de crisis, sobre todo si estamos ante una gran empresa con jerarquía.

En ocasiones, bastará con una respuesta de nuestro servicio de atención al cliente e incluso el Community Manager. Sin embargo, si la crisis escala a ciertos niveles, incluso el CEO de la compañía tendrá que salir a dar explicaciones. Hay que determinar un portavoz u otro en función a la gravedad de la crisis que estemos viviendo.

Cada uno de los miembros de equipo ha de estar al corriente de lo que está sucediendo y deberá cumplir su función, ya sea la de controlar los medios de comunicación, escribir una nota de prensa, ser el portavoz o proponer soluciones.

Los consejeros de confianza son la clave en casos de crisis. Tienen una visión más amplia de todo el problema, ya que no se centran y focalizan en un solo aspecto sino en el conjunto global. Aparte de ello, su experiencia en el sector online les convierte en una de las piezas fundamentales a la hora de resolver una crisis: van a ser nuestros guías.

La necesaria respuesta desde dirección

Es importante que todos los miembros de la empresa sean conscientes de lo que está pasando y de lo que deben responder si algún medio offline u online contacta con ellos en referencia al tema. Sin embargo, lo que realmente los usuarios quieren y lo que se necesita en casos de crisis en los Social Media es que la dirección dé la cara. Nuestro equipo directivo va a tener que dar la cara, ser honesto y explicar lo ocurrido. Y evidentemente, pedir disculpas.

El mensaje que debemos transmitir

No se puede decir lo primero que venga a la cabeza, todo tiene que estar pensado y reflexionado de forma conjunta con el equipo de crisis y los consejeros de confianza. La prensa intentará sacar confesiones o declaraciones polémicas en momentos en los que los directivos o trabajadores se vean acorralados o estresados, pero no hemos de caer en ello. Nuestro mensaje ha de ser único, claro y conciso. Para ello, debe seguir ciertas pautas y cumplir unas condiciones específicas:

  • Lo primero es admitir que nos hemos equivocado y pedir disculpas
  • Honestidad y sinceridad ante todo.
  • Explicación de lo que ha pasado desde nuestro punto de vista, ya que normalmente solo habrá un lado de la historia.
  • Una vez admitido el error, hay que decir qué soluciones se van a poner al respecto o qué decisiones se van a tomar.
  • “No volverá a pasar” no basta: se ha de activar (y explicar) cómo se va a prevenir el error en un futuro.
  • Traer la conversación a nuestros canales

Si la crisis se origina en Twitter, hemos de empezar por ahí, por el origen. Lo mismo si es en Facebook, a través de los medios o en nuestro blog, no importa. Se ha de atacar directamente a la fuente del problema.

Pero no se trata solo de eso, se trata de tener controlada la crisis en nuestros canales. Por ejemplo, si nuestra cuenta de Facebook es la más influyente entre nuestros stakeholders, podemos concentrar el problema en una publicación y permitir que los usuarios descontentos se desahoguen, aunque ahora mismo te parezca incluso contraproducente.

¿Qué conseguimos con ello?

  • Tener todos los comentarios controlados en un solo lugar: si los prohibimos surgirán otras plataformas de quejas y se nos irá de las manos.
  • Podremos detectar antes si la crisis coge otro rumbo de forma inesperada.
  • Como juegas en tu campo, puedes poner las normas: no insultos, no spam, etc.
  • Puedes responder de forma más directa.
  • Control a posteriori y mantenimiento SEO.
  • Toda crisis tiene su pico de actividad y su descenso. Si la controlamos bien, su descenso nos permitirá seguir teniendo una actividad más o menos normal. Si no la hemos controlado, su descenso significará nuestro olvido y posiblemente nuestro fracaso.

No podemos descuidar nuestra reputación online tras una crisis. Es por ello que se necesita un control a posteriori que nos permita mejorar esta reputación e imagen pública. Como el ave fénix que resurge de sus cenizas.

Para ello podemos realizar una serie de pasos muy útiles:

  • Las palabras clave relacionadas con nuestra compañía pueden haber variado si la crisis ha sido notable, con lo cual hemos de valorar su modificación en relación a nuestra web, blog y redes sociales. Nuevas palabras clave para renovar nuestra posición y reputación.
  • Después de la crisis, es imprescindible que dejemos a cargo a una persona para monitorizar y controlar el tema, al menos durante un mes después. Esta persona tendrá que estar pendiente de noticias en relación a la crisis en todo tipo de medios online y offline. Puede ser que aparezca un nuevo brote de crisis o un nuevo caso de cliente afectado y hemos de ser los primeros en responder.
  • Si ha ocurrido algo significa que algo hemos hecho mal. Hemos de analizar nuestro funcionamiento y los procesos de trabajo que empleamos para poder corregir lo que está fallando.
  • De cara a la comunicación con nuestros clientes necesitamos un lavado de imagen. Así que es imprescindible que nuestro equipo de comunicación y marketing empiece una fuerte campaña en medios que ayude a mejorar nuestra ya dañada reputación. Esto implica la inclusión de elementos más positivos en nuestras redes sociales y blog, anuncios emotivos o lo que haga falta según lo que haya ocasionado la crisis.

¿Y qué ocurre con Google?

Google es para nuestra marca, sin duda alguna, indispensable. Para ello, requerimos de la ayuda de un SEO que se encargue de mantener nuestra posición en el ranking de búsquedas de Google y que trabaje de forma continua con nuestra compañía y sus canales de comunicación.

Comprueba si has gestionado de la mejor manera posible esta crisis y como poder prevenir o tratar la siguiente que venga. Para ver si hemos aprendido la lección necesitamos toda la información y análisis posible:

  • Todos los tweets, publicaciones, artículos y comentarios sobre el tema.
  • Todos los emails al respecto.
  • Análisis SEO de las búsquedas y las palabras clave, así como del volumen de tráfico antes, durante y después de la crisis.
  • Detectar el momento en el que se desató la crisis, el lugar y la manera y los sitios en los que se ha expandido.
  • Análisis de la comunicación interna entre los miembros de la empresa.
  • Análisis de los efectos de nuestro mensaje desde dirección: ¿ha funcionado? ¿qué reacciones ha habido al respecto?
  • Detectar aquellos usuarios o clientes que han salido en nuestra defensa (siempre los hay) y agradecerles la confianza.
  • Ver los daños materiales y económicos que ha supuesto esta crisis en el global de la empresa: ¿se han perdido ventas?

Y, ante todo, mucha calma. Tal vez este sea el mejor consejo de todos. No olvidemos que toda crisis se puede convertir también en una oportunidad.

Vía: Social BlaBla

 

Twitter en picada ¡Reinventarse o morir!

Una de las más famosas redes sociales de micro blogging viene en caída libre. Perdió cerca de 2 millones de usuarios y su valor comercial un 12%, hundiendo sus acciones en la bolsa, pese a sus innovaciones.

Pese a sus recientes innovaciones y su esfuerzo por acomodarse al mercado y renovarse, Twitter no la está pasando bien. La red social reportó que perdió dos millones de usuarios en los últimos tres meses de 2015. Sus acciones se hundieron un 12% en el Nasdaq. Twitter tenía 305 millones de usuarios activos para finales de 2015. En contraste, Facebook tiene 1,600 millones de usuarios. Google tiene ocho productos con más de 1,000 millones de usuarios cada uno. Incluso Instagram pasó a Twitter en septiembre de 2015, creciendo a 400 millones de usuarios. Pese a que la red social ha podido generar ventas de manera efectiva a través de sus tuits patrocinados y alianzas, la red social tuvo un incremento de ganancias por publicidad del 48% respecto al año pasado lo que equivale a 710 millones de dólares, está creciendo a un ritmo lento. Sigue siendo un producto relativamente pequeño que no ha podido ser capaz de expandirse para lograr tener un éxito similar al de sus rivales aunque sus ganancias en 2015 fueron de cerca de dos mil millones de dólares. En una entrevista vía Periscope con un analista, el director general de Twitter Jack Dorsey dijo que su nueva característica para mostrar una línea de tiempo en los perfiles de los usuarios tiene un “crecimiento realmente prometedor”. “Vamos a reestructurar nuestro servicio base y hacerlo más intuitivo”, comentó Dorsey. “Hay una oportunidad para reparar las ventanas quebradas y los aspectos confusos que están inhibiendo el crecimiento. Creemos que una línea de tiempo es gran parte de eso”, agregó el CEO.

Usuarios activos

Para el cuarto trimestre de 2015, Twitter contó con 305 millones de usuarios, una baja del 1% en comparación con el tercer trimestre de 2015, cuando reportó 307 millones de dólares. La red social perdió 2 millones de usuarios en los últimos tres meses de 2015. Comparado con un año anterior, la base de clientes de Twitter creció solo un 6%.

Los cambios que se vienen

Twitter sigue intentado re inventarse. Algunos de los posibles cambios incluyen modificar la sintaxis tan característica de la red social del pajarito, los arroba para los nombres y las menciones. Se especula con modificar los algoritmos que ordenan el timeline de Twitter donde los usuarios pueden ver los últimos tuits de los usuarios que siguen y cambiar la interfaz para hacerla más rápida y expresiva (tanto textual como estéticamente).

Vía: Mercado