Herramientas digitales para periodistas

En el mundo de la Web 1.0, los periodistas y los medios solo competían con otros periodistas y medios por el contenido final e inmutable de sus publicaciones. Sin interacción alguna entre los periódicos impresos y los digitales y como en una carrera atlética, cada uno iba por su carril.

Con la irrupción de la Web 2.0, los periodistas ya no solo compiten entre sí. La evolución tecnológica y su socialización volcada a los medios de comunicación ha hecho que cada vez más ciudadanos estén en condiciones de aportar datos y noticias al mundo global y de sumarse a esa carrera. Como la diferencia que siempre existe entre el corredor aficionado y el profesional, el simple hecho de tomar una foto, filmar un pequeño video o hallar un documento y publicarlo en la Web, por más valioso e inédito que sea, no convierte a quien lo hace automáticamente en periodista, pero sí obliga a los que lo son y están preparados para esa función a perfeccionarse cada vez más en el uso de las herramientas digitales, para no perder terreno en la cada vez más concurrida autopista de la información.

Es creciente la cantidad de lectores que se informan aún a través de los principales medios, pero ingresan a ellos no por la puerta de sus formatos tradicionales, sino por sus plataformas digitales y especialmente a través de las redes sociales. Y lejos de aquel mero papel de espectadores que tenían en los albores de la comunicación, hoy los lectores, seguidores en Twitter o amigos en Facebook pueden convertirse en valiosas fuentes de información y participar no solo en la cocina de elaboración de un envío, sino también en su etapa de posproducción.

Aún más misteriosa que concreta, la Web 3.0 interpreta desde su profundidad las necesidades no solo de los periodistas sino también de las audiencias y funciona como aquel amigo invisible que en nuestra época escolar nos sorprendía con un regalo que no esperábamos, aunque pudiéramos sospechar de quien vendría. Su intuición innata, producto de la interrelación entre bases de datos, sumada a la intuición y curiosidad que por vocación y naturaleza alimenta a los periodistas más sagaces, está llamada a convertirse en la llave que abra todos los secretos periodísticos mejor guardados. Pero su manejo experto y competitivo, como con los atletas, requiere entrenamiento y también el sorteo de obstáculos.

Superar esas vallas que aún existen y al mismo tiempo orientarse de manera más eficaz y veloz en el flujo creciente de datos e información requiere de los periodistas no solo una actualización permanente para no atrasarse en esa carrera, sino también un espíritu de equipo y de participación interdisciplinaria. Herramientas como Google, Flickr, YouTube y las ya mencionadas Twitter y Facebook se han popularizado de tal manera que su utilización es casi universal y están a la mano de todos, sean o no periodistas. Quienes las usan se entienden y hablan ya el mismo idioma. Pero existen a la vez aplicaciones cada vez más sofisticadas.

Estos fragmentos son parte de la introducción del libro compartido.

Te dejo el link de este interesante y útil libro que esta en formato PDF. Te servirá de mucho para entender y ser parte de la convergencia del periodismo con las nuevas tecnologías.

Herramientas digitales para periodistas. LIBRO PDF

Mira las temáticas, para que te animes a leerlo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Referencia del texto:

Crucianelli, S. (2010). Herramientas digitales para periodistas. Knight Center for Journalism in the Américas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s